abril 21, 2017Comments are off for this post.

Propósito: el inicio de toda gran empresa

El libro Propósito (Purpose) demuestra cuán importantes son los valores para tener un fuerte liderazgo en el siglo 21.  Este libro explica las cuatro distintas formas de propósito que te permitirán a ti y tu organización tener éxito, usando tus valores fundamentales como fortaleza, al igual que los líderes más influyentes de nuestra época.

Como las lecciones filosóficas pueden ayudar a tu organización crecer y tener éxito.

Libro Propósito inicio de una gran empresaLas empresas suelen usar mucho de la atención de las personas. La mayoría de las personas creen que a las empresas y sus líderes están obsesionados con el dinero y no les interesa nada sino aumentar las utilidades a cualquier costo. Cualquier cosa que se ponga en el camino — ya sean sus empleados, clientes, medioambiente o incluso vidas humanas — es aplastado sin consideración.

Pero no es necesariamente cierto. Especialmente en estos días, ninguna empresa que desee ser un líder de su industria puede hacerlo preocupándose solo por el dinero. La única forma en que eso se puede lograr es teniendo un juego claro de valores y un propósito, que les brinde la voluntad, dirección y motivación para tener éxito.

La mayoría de estos valores vienen cargando siglos de debates filosóficos y tradición. Para ahorrarte los volúmenes de literatura desde Nietzsche a Aristotle, Nikos Mourkogiannis (el autor de Purpose) ha seleccionado y organizado de manera puntual las distintas formas de propósito y como empresas desde Wal-mart hasta IBM han tenido que adoptar y cumplir para tener éxito.

Al desarrollar un conjunto de valores morales y trabajar bajo ellos, puede asegurar el éxito de tu organización a largo plazo.

¿Por qué algunas organizaciones tienen gran éxito y otras no? Más allá de la evidente relación con factores económicos, genialidad de su oferta o carisma, la razón comunes más profundas es mucho más interesante. El propósito de una organización, su conjunto de valores y su cumplimiento han demostrado ser el pilar para tener éxito a largo plazo.

El propósito es la columna vertebral de la cual dependemos para tomar decisiones, ya sea en la vida diaria o cuando el tema es crucial. Con un Propósito, podemos discernir entre decisiones que son correctas y generan valor real, de aquellas que son solo fáciles o incluso técnicamente correctas.

Vamos a ponerlo en términos reales. ¿Cuando atiendes un cliente, le estás sirviendo, o sólo maximizando utilidades? Esta es la pregunta que Sam Walton, fundador de Wal-Mart, podría responder en un instante sin tener que pensar.

Guiado por altruismo y compasión, Walton se dedicó a servir a sus clientes. En este sentido el propósito reverbó a través de toda la organización. Desde los directores ejecutivos hasta la gente de piso, todos en Wal-Mart están listos para hacer la atención y servicio al cliente su mayor prioridad. Esto dio a Wal-Mart una gran ventaja sobre sus competidores, a quienes aventajó año tras año.

La realidad es que sin un propósito, solo tomarás decisiones con un beneficio a corto plazo.La estrategia por si misma no es suficiente sin un propósito. Tomemos a Enron, por ejemplo, una corporación que colapsó, siendo una de las bancarrotas más impresionantes del mundo.

Tenían una estrategia brillante, pero carecían de un propósito. Lo único que les interesaba es hacer dinero, y no solo dispuestos sino preparados para hacer lo que sea por ello. Esto les llevó a tomar decisiones con un juicio pobre, que envolvían una estrategia muy arriesgada para ocultar sus pérdidas. No es sorpresa, que con el tiempo, sus malas acciones los alcanzaron, y al final más allá del escándalo global, sirven de testamento que una buena estrategia sin un propósito pueden ser desastrosos.

Los líderes motivamos por descubrir oportunidades, toman riesgos, se responsabilizan por sus acciones y nunca dejan de cuestionar.

Sabemos que el propósito es crucial. ¿Pero cómo obtenemos uno? Bien, el propósito de una organización toma cuatro formas, cada una puede ser ligada a una tradición ética ó moral, que han sido desarrolladas con el trabajo de distintos filósofos a través del tiempo, desde la Grecia clásica hasta el mundo contemporáneo.

Empecemos con el propósito del descubrimiento...

Este propósito, el de descubrir, se puede rastrear al trabajo del filósofo Danés Søren Kierkegaard y los existencialistas, entorno a su trabajo, que  argumentan de forma muy sólida la ética de la elección. Kierkegaard afirma que no basta con resguardarse tras reglas y convenciones establecidas, y después culparles cuando algo sale mal. En cambio, los individuos debemos ser responsables de nuestras propias acciones.

Kierkegaard usa el relate hebreo del sacrificio de Isaac para ilustrar este principio. Como seguramente saben, Abraham pretende sacrificar a su hijo, Isaac, después de escuchar la voz de un ángel que se lo indicaba por instrucciones divinas. Abraham asegura que es dios quien lo ordena, pero finalmente — es la decisión de Abraham. Solamente él es responsable de ejecutar la acción — o no.

De la misma forma, nosotros somos los únicos responsables por nuestras acciones.  ¿Entonces que tiene que ver esto con el propósito de hacer nuevos descubrimientos? Bien, el existencialista francés Jean-Paul Sartre, construye sobre esta idea y propone que ya que somos responsables de nuestras acciones, debemos cuestionarnos a nosotros mismos de forma constante.

Al usar el propósito de descubrimiento como nuestro guía, podemos siempre estar listos para cuestionar , y más importante para encontrar algo nuevo y explorar las mejores opciones y decisiones que se abren o presentan ante nosotros.

Esta es exactamente la actitud que mantuvo a Tom Watson de IBM en la búsqueda por lo que está "más allá de nuestro entendimiento actual". El propósito de Watson por descubrir lo llevo a el y sus colaboradores a considerar las oportunidades de las organizaciones desde distintos ángulos, justo como lo describe el existencialismo.

De esta forma, THINK (piensa) se convirtió en el slogan de IBM, enfatizando la importancia de alejarse de vez en cuando de las convenciones  y tradiciones para encontrar nuevas formas de resolver los problemas de los clientes. IBM suele incluso elegir entre los recién graduados más prominentes para mezclar entre los colaboradores más antiguos para asegurar que el "estatus quo" sea constantemente retado.

Lidera bajo excelencia y promueve los valores que dirijan tu organización a hacer el mejor trabajo posible.

Una vez que has descubierto una nueva y mejor forma, de resolver un problema, necesitarás ejecutar lo que mejor que a tu organización le sea posible. Aquí entra nuestro segundo propósito: excelencia. La ética tradicional lo vincula a su virtud, desarrollada por Aristóteles en la Grecia Clásica.

Aristóteles concluyó que las personas cultivan virtudes como un medio para ser exitosos y alcanzar su máxima meta: Plenitud. A decir verdad, Aristóteles incluso tenía una palabra específica para describir el estado de plenitud, éxito y prosperidad: le llamaba eudaimonia, y para Aristóteles, esta es la función del hombre.

El desarrollar tu vocación o rol dentro de tu comunidad, lo mejor que te es posible, es la mejor forma de alcanzar eudaimonia. Pero para llegar a ese estado, debes nutrir y desarrollar tus virtudes, las que pueden ir desde el coraje hasta el honor. Y mientras tu conjunto de valores y virtudes pueden depender de tu contexto, lo más importante es el tiempo que le dedicas a desarrollarlas.

Warren Buffet, es un ejemplo impresionante te las virtudes al servicio de un propósito, en acción. A lo largo de su carrera, ha logrado desarrollar y alcanzar el desarrollo de su comunidad de negocio a través de las virtudes que los mejores inversionistas necesitan.

Su rol en la vida es principalmente colocar capital para obtener el mejor retorno sobre equidad. La prosperidad para Buffet es el desarrollo óptimo de ese rol — y busca la excelencia por si misma, no por su beneficio personal o por ganancia monetaria. Por ejemplo, tiene un salario modesto en comparación de sus colaboradores y socios.

Buffet dedica todas sus acciones hacia una inversión de excelencia. Por ejemplo, hace uso de sus grandes habilidades mentales y aritmética para lograr recordar 2,000 reportes anuales y los más de 7,5000 accionistas con los que está involucrado. Su propósito y su compromiso hacia el, le han brindado un beneficio colateral de $40 billones de dolares.

Los líderes altruistas suelen crear las mejores posibilidades de éxito y felicidad para la mayor cantidad de personas.

El historiador  y filósofo David Hume es renombrado por el desarrollo de una ética de compasión. Esto conecta a las personas con el propósito de altruismo.

Para Hume , la motivación fundamental detrás de cualquier acción es incrementar la felicidad. Mientras esto puede sonar egoísta o hedonista, nuestra felicidad está directamente correlacionada con nuestra habilidad de hacer a otros felices, y así a nosotros también. Hume argumenta que por ello, tenemos inicialmente una simpatía natural por los demás.

Adam Smith desarrolló esta idea aún más a través del concepto de utilitarismo, que afirma que la acción correcta es la que resulta en la mayor felicidad para la mayor cantidad de personas como sea posible. Entonces, nuestras acciones están motivadas en base a la posibilidad de generar sufrimiento o placer en las personas que están expuestas a ellas.

De esta forma la habilidad para empatizar es central para poder tomar buenas decisiones, especialmente en un contexto de negocios. Al inicio, aprendimos como Wal-Mart logra su éxito. Su fundador Sam Walton actuaba de acuerdo al propósito de altruismo, asegurando que sus decisiones harían a sus clientes lo más felices posible.

La familia Walton proviene de una área relativamente pobre de Arkansas. Esto le brindo a Sam Walton un poderoso sentido de empatía que lo hacía sentirse determinado como pocas personas para lograr su objetivo. ¿Cómo? Al incrementar el acceso a bienes de bajo costo y buena calidad par elevar los estándares de vida de las comunidades.

Si su departamento de compras conseguía un muy buen precio, en lugar de tener mayores utilidades, ofrecían el mismo precio bajo para que sus clientes tuvieran el beneficio de ahorrar. También se aseguró que estos valores se vivieran a través de toda la organización. Y todos sus sistemas administrativos se diseñaron para que los gerentes pudieran enfocarse en las necesidades locales de los clientes en todo Estados Unidos.

Todas las acciones de Wal-Mart estan enfocadas en el bienestar y felicidad de sus clientes, haciendo a Walton una suerte de David Hume de los negocios contemporáneos.

Los líderes heroicos usan su visión para guiarnos hacia territorio desconocido.

Mientras muchos pueden encontrar impenetrable el trabajo del filósofo alemán Nietzsche, sus ideas contienen una de las éticas más poderosas para los líderes de negocios: el heroísmo. Esto es más que un simple deseo de ganar, sino tener la audacia y valor para intentar algo que nadie más ha intentado.

Nietzsche creía que solo unas cuantas personas son realmente libres y por lo tanto capaces de dirigir. Aquellos que no tienen estas capacidades de liderazgo, suelen seguir a quienes si las tienen. Son estos últimos —quienes sí tienen estas habilidades— quienes deben ejercer su influencia y tomar un rol de liderazgo con gran ambición.

Henry Ford es un gran ejemplo de lo que un líder con heroísmo puede hacer con un propósito. Su meta era rediseñar la sociedad a través del automóvil, y su ambición lo llevó a usar su empresa como el medio para alcanzar dicho objetivo.

Ford no solo estaba interesado en seguir estándares de negocios o mejores prácticas que lo pudieran comprometer. En lugar de esperar a que los clientes dijeran que querían, el les dio lo que ellos aún no sabían que necesitaban. Ford empujo con sus productos, la fuerte creencia que la empresa tenía que cambiar el mundo.

También tenía una forma interesante de ejercer su liderazgo y poder, sin importar que esto alterará la dirección de su empresa o tuviera un impacto en el bienestar social, lo que lo llevó a tomar decisiones arriesgadas.

Ford estaba tan determinado a revolucionar la industria del automóvil que contrató a ex-convictos para trabajar en sus plantas. Tenía un gran impacto social al rehabilitarlos, pero esto también significaba grandes beneficios económicos para su línea de producción. Incluso llegó a contratar vándalos de Detroit, lo que generó problemas y violencia física entre los empleados.

De esta forma, el heroísmo puede ser un propósito con muy poderoso, pero también se puede salir de control si no se balancea con un conjunto claro de valores. La interacción entre estos cuatro propósitos — descubrimiento, excelencia, altruismo y heroísmo — tienen la capacidad de transformar y hacer crecer cualquier negocio.

Brindar un propósito, puede elevar la moral de tu empresa y crear un gran lugar de trabajo.

Como dijo Carl Von Clausewitz, el general Prusso y teorista militar, "los factores físicos en una guerra son solo poco más que el puño de madera, mientras que la moral son los metales preciosos y la cuchilla, la verdadera arma." Lo mismo es cierto para los negocios.

Así como los soldados con una alta moral suelen ganar las batallas, las empresas que cuentan con una moral alta en su equipo, suelen tener más éxito. En 2003, un estudio hecho por la empresa de seguros Towers Perrin, encontró una fuerte correlación entre una alta moral y retornos de inversión para los accionistas.

Así que, entre mejor trates a tus colaboradores y empleados en su lugar de trabajo, más probable es que obtengas un alto retorno de inversión. Y de la misma forma, si tus empleados no están contentos con su entorno de trabajo y tienen baja moral, la empresa sufrirá en sus estados financieros: Un estudio de PWC en 2002 encontró una directa correlación entre el absentismo —que está ligado a baja moral— con desempeño por debajo del promedio, al igual que la rentabilidad.

¿Pero cómo podemos asegurar que los colaboradores se mantengan motivados y comprometidos? Una forma muy efectiva es definir los valores de la empresa y el propósito por el cual hacen el trabajo.

Tomemos el ejemplo de 3M, una multinacional americana famosa por sus adhesivos. La empresa tiene como propósito resolver problemas que apasionan a sus ingenieros. Un ingeniero en particular estaba tan motivado por resolver el problema de uno de sus clientes que terminó creando una nueva forma de cinta adhesiva, lo que hoy conocemos como Scotch Tape.

Otro de sus colaboradores de la misma empresa inventó el Post-it Note para resolver su propio problema al no poder encontrar la pagina correcta de su libro de himnos. Tener un propósito tan simple como este, inspira a los colaboradores a dar un esfuerzo extra y hacer la diferencia en el mundo, creando en el proceso, productos que tanto nos gustan.

Tener un propósito da forma y fortalece la innovación.

A veces pareciera que las empresas más exitosas son también las más innovadoras. Pero mientras la innovación si es en realidad una gran ventaja competitiva, no provee éxito duradero sin un propósito que la respalde y de dirección.

La consultora global Booz Allen Hamilton, condujo una encuesta a las mejores 1,000 empresas con el presupuesto más amplio para investigación y desarrollo. La encuesta encontró que no había — para la sorpresa de muchas— ningun tipo de correlación entre este presupuesto, la innovación y el éxito de las empresas.

¿Entonces qué es lo que hace que las empresas innovadoras están al frente? Para ponerlo simplemente, la mayoría de ellas hacen uso de un propósito claro para dirigir sus logros.

Tomemos el ejemplo de Sony. Su fundador Masaru Ibuka, fundó la empresa para establecer un lugar de trabajo donde los ingenieros pudieran disfrutar de las innovaciones tecnológicas, ejercer su profesión al servicio de la sociedad y trabajar a placer en sus proyectos. Este propósito le permitió a la primera generación de colaboradores de Sony crear un equipo donde la gente se sintiera libre, creativa y empezara la historia de una de las empresas más innovadoras de tecnología.

Un propósito claro, permite a los innovadores a tomar riesgos radicales y cambiar las reglas de un negocio o de toda la industria. El propósito de altruismo de Sam Walton, le permitió reinventar de forma radical la industria, logrando hacer realidad el llevar los precios más justos para sus clientes.

Han sido criticados por llevar este propósito al extremo, arriesgando a sus empleados. Arriesgan tanto que para viajes hay empleados durante viajes de compras, caminan en lugar de tomar taxi y comparten una habitación, todo para ahorrar costos y poder bajar sus precios, para beneficio del cliente.

Walton incluso ha elegido abrir tiendas en campos abandonados o plantas embotelladoras en desuso, tomando el riesgo de tener una tienda menos atractiva que su competidor K-Mart, pero con precios aún más bajos que ellos.

Un propósito hace de una empresa, un gran competidor.

A todos nos gustaría saben exactamente cómo ganar a la competencia. Desafortunadamente, no hay una fórmula perfecta, pero una  de las mejores formas de obtener una ventaja sostenida es a través de posicionamiento estratégico.  Esto significa nada más que la empresa debe posicionarse en un lugar del mercado donde nadie pueda colocarse o copiarse.

Claro, esto es mucho más fácil decir que hacer — pero es viable. Se empieza creando rutinas y relaciones. Coordinando lo que la gente hace, cómo se conectan y relacionan entre ellas, podrás unir la organización bajo una estrategia única y muy poderosa.

Una empresa sin propósito, tiende a cambiar de estrategia de forma innecesaria. El cambiar de forma táctica, con la esperanza de que algo funcione, es algo que difícilmente funcionará. Y por el contrario, es posible que una empresa sin propósito se apegue demasiado tiempo a una estrategia obsoleta, incluso cuando se vuelvan irrelevantes y pierdan competitividad.

Con un propósito bien definido, te sera mucho más sencillo coordinar tus acciones, rutinas y relaciones. Los valores de descubrimiento, altruismo, excelencia y heroísmo pueden guiar las decisiones de tos colaboradores en cada tarea que realizan.

Gracias a un entendimiento compartido y confiable, creado a través de valores, Warren Buffett, logró administrar su conglomerado con muy poca atención e involucramiento de su parte. El no tenia que decir a sus colaboradores como actuar — ellos ya lo saben gracias a su sistema de valores que les permite tomar decisiones de forma autónoma.

Tener un propósito claro es la mejor guía para aquellos que tienen que tomar innumerable cantidad de decisiones cada día, sobre todo para aquellas decisiones que contribuyen  a posicionar de forma estratégica la empresa en el mercado.

Preguntas cómo "¿Debemos de invertir en crear un nuevo producto?" o "que tipo de capacitación deberíamos de tener para nuestros colaboradores" pueden responderse por si solas cuando tu organización tiene un propósito claro y valores fuertes en su lugar.

Conclusiones

Ya sea que quieras que tu organización sea un líder en el mercado, un innovador radical o un gran lugar para trabajar (Great Place to Work), necesitarás un propósito y valores que te guíen en el camino. Los cuatro tipos propósito, descubrimiento, excelencia, altruismo y heroísmo han probado ser una gran herramienta para definir el propósito de las organizaciones más exitosas del mundo. ¿Por qué no empezar a hacer uso de ellas en tu propia visión?

Descubre (o define) el propósito que dirige tu organización.

¿Te apasiona descubrir nuevas oportunidades? O quizás prefieres hacer las cosas lo mejor posible, simplemente por al arte de hacer las cosas bien. ¿Te interesa proveer soluciones par ala mayor cantidad de personas o quieres cambiar el mundo?

Sólo piensa en cuál es el tipo de propósito que está detrás de tus acciones para entender tu organización y poder dirigirla de la mejor forma posible.

Acerca del autor

Nikos Mourkogiannis es un líder de pensamiento internacional y socio de la consultora elite Panthea, desde donde provee consejo para los mejores CEOs del mundo.

También ha servido como miembro de consejo en diversas empresas y antes era Executive Advisor de Liderazgo en  Booz Allen Hamilton.

enero 6, 2017Comments are off for this post.

Zero to One Peter Thiel

En Zero to One Peter Thiel explora las maneras en las que las compañías pueden predecir el futuro para tomar decisiones que garanticen el éxito de su lanzamiento. El autor apoya las recomendaciones de este libro con sus experiencias personales.

¿Quién debería leer Zero to One?

  • Fundadores establecidos o potenciales
  • Inversores
  • Cualquier persona interesada en por qué algunas empresas tienen éxito y otras no

¿Quién es Peter Thiel?

Peter Thiel es cofundador de PayPal y uno de los capitalistas de riesgo más destacados del mundo. Fue el primero en invertir en Facebook y administra los activos de 2 billones de dólares de la firma Founders Fund.

Aprende los secretos para el éxito a partir de la experiencia de uno de los capitalistas de riesgo más importante del mundo.

Hoy en día, casi cualquier persona puede crear una nueva empresa. Ni siquiera necesitas tener una oficina propia: muchos emprendedores trabajan desde la sala de su casa o desde algún café cercano.

Esta es una buena noticia para alguien interesado en la innovación de algún producto o servicio, Sin embargo, no muchas empresas sobreviven por mucho tiempo.

Este libro te permitirá aprender de las experiencias, filosofías y consejos de Peter Thiel, uno de los capitalistas de riesgo más reconocidos del mundo. Es un cofundador de PayPal y fue la primera persona en invertir en Facebook. Su enfoque en los negocios te mostrará cómo predecir el futuro para conseguir el éxito para tu nueva empresa.

En Zero to One descubrirás:

  • por qué los monopolios son buenos para la innovación;
  • por qué tu nueva empresa debe ir de “0 a 1,” y no “de 1 a n”; y
  • por qué no es tan raro que los emprendedores tengan experiencia construyendo bombas.

Para imaginarte lo que te depara el futuro, necesitas ver el presente de una forma diferente.

Trata de imaginarte el mundo en el año 2100. ¿Qué ves? Para la mayoría de las personas, el futuro es un tema tentador.

Pero, ¿a qué nos referimos realmente cuando hablamos del futuro?

Obviamente, no nos referimos al paso del tiempo, sino al progreso alcanzado durante el tiempo. Este progreso, es decir, las diferencias en el presente, es lo que realmente define el futuro.

Más específicamente, se puede dividir en progreso horizontal y progreso vertical:

El progreso horizontal ocurre cuando se expanden las ideas y las innovaciones ya existentes. En este sentido, la globalización es un factor común puesto que ayuda a difundir las ideas existentes entre una mayor cantidad de personas.

Por otra parte, el progreso vertical ocurre cuando se crea algo nuevo, como una nueva tecnología o un nuevo método.

Dicho con otras palabras, el progreso horizontal  va de uno a n mientras que el progreso vertical va de cero a uno.

Un ejemplo del progreso horizontal es la producción masiva de teléfonos y la distribución de ellos en países desarrollados; un ejemplo de progreso vertical sería la construcción de un teléfono inteligente a partir de un teléfono regular.

Como podrás imaginar, el progreso vertical es muy difícil de predecir porque tienes que imaginarte algo que no existe aún. Esa es la razón por la cual puedes predecir el futuro únicamente si eres capaz de ver el futuro de una forma diferente.

Después de todo, el futuro es, por definición, distinto al presente, así que para imaginártelo no puedes simplemente enfocarte en el status quo. Si quieres imaginarte lo que depara el futuro, tienes que ser capaz de ver el futuro desde un punto de vista crítico.

El autor cree que esta habilidad es tan esencial que, durante sus entrevistas de trabajo, le pide a los candidatos que citen una creencia popular con la que no estén de acuerdo. ¿Por qué? Porque solo las personas que pueden ver más allá de las convenciones establecidas son capaces de ver y cambiar el futuro.

Sé el arquitecto de tu propio futuro y esfuérzate por hacerlo realidad. 

Entonces, ¿cómo puedes prepararte para las distintas circunstancias que te esperan en el futuro?

Hoy en día, muchas personas piensan  indefinidamente – es decir, tratan de prepararse para todos los posibles eventos que ocurrirán en el futuro. Sin embargo, este enfoque es inútil, porque el futuro involucra demasiadas variables desconocidas.

Un enfoque más efectivo es hacer un esfuerzo enfocado para alcanzar el mejor futuro, haciendo que te conviertas en el arquitecto de tu propio futuro.

Por ejemplo, muchos estudiantes se inscriben en miles de actividades extracurriculares con la esperanza de conseguir un cupo en una universidad de primera categoría. ¿Pero no tendría más sentido concentrarse en una sola actividad para ser el mejor en al menos una cosa?

Sería mejor.

De hecho, el éxito es el producto de la concentración, la dedicación y la determinación. La fe y la suerte tienen muy poco que ver con el éxito. Después de todo, si el éxito no fuese más que un producto de la suerte, no veríamos tanto éxito en la carrera de una persona como Steve Jobs o el autor, que han fundado muchos negocios exitosos. 

Es esencial tener estas cosas en mente al momento de crear una nueva empresa. Las empresas nuevas tienen solo un camino al éxito – y conseguirle requiere de un enfoque de esfuerzo.

¿Por qué solo uno?

Porque una empresa nueva será exitosa únicamente bajo ciertas condiciones específicas: solo hay una técnica de mercadeo adecuada para el producto, solo habrá un momento perfecto para lanzarlo al mercado, y así sucesivamente.

Para poder acertar el momento en el que las condiciones sean adecuadas, tienes que tomar una decisión consciente con la finalidad de llegar al futuro que deseas.

La mayor dificultad radica en descubrir cuáles son las condiciones ideales para tu nueva empresa. En otras palabras, ¿qué futuro estás buscando?

Cuando escojas tu futuro, recuerda lo que dijimos en el capítulo anterior: solo puedes ver el futuro si ves más allá de las convenciones establecidas.

Los monopolios son buenos para los negocios y para la sociedad: significa que estás haciendo algo mejor que los demás.

Cuando la gente escucha la palabra “monopolio”, tienden a pensar en empresas enormes que destruyen a la competencia injustamente. Esto no es del todo cierto.

La sabiduría convencional sostiene que la competencia es el estímulo económico ideal, alentando a las empresas a mejorar sus productos. Sin embargo, en realidad son los monopolios los que impulsan la innovación.

¿Cómo es posible?

En primer lugar, si tienes un monopolio no significa precisamente que la competencia está siendo tratada de manera injusta. Por el contrario, estás haciendo algo tan bien que ellos no pueden sobrevivir. 

De igual manera, si creas algo que ninguna otra compañía puede copiar, eso no es algo necesariamente negativo.

Google claramente tiene un monopolio sobre la industria de los buscadores de internet, y no ha enfrentado prácticamente ninguna competencia en el siglo XXI. Esto puede parecer injusto para otras compañías que quieran competir, pero sin duda ha sido bueno para todos los que les gusta usar el poderoso buscador de Google.

Además, los monopolios son buenos para la sociedad porque generan progreso: alientan al resto de los negocios a crear mejores soluciones para enfrentarse a las compañías dominantes.

Por ejemplo, si una compañía quiere competir en el mercado de buscadores, tiene que crear un mejor buscador que Google. Y, si lo logra, será el buscador que los clientes escojan.

De hecho, podríamos llegar a afirmar que tener un monopolio es una condición básica para tener un negocio altamente rentable.

¿Por qué?

Porque tener un monopolio te permite establecer tus propios precios, lo que te generará grandes beneficios.

Si tu producto no es mejor que el de tu competencia, tendrás que bajar los precios para atraer a la gente, lo que causará una disminución en los márgenes de ganancias.

Mira el ejemplo de la industria de líneas aéreas donde los precios eran tan bajos que, en 2012, un viaje generó solo $0.37 de ganancias.

Google, por otro lado, recibe más de una cuarta parte de sus ingresos en ganancias.

Los monopolios progresan gracias a las ventajas de la tecnología, los efectos de las redes, las economías de escala y las grandes marcas.

¿Qué es lo que hace que los monopolios sean tan exitosos? Por lo general, los monopolios tienen alguna combinación de cuatro beneficios característicos:

En primer lugar, tienen una ventaja tecnológica: su tecnología patentada funciona mucho mejor que la de cualquier otro - por lo general, al menos diez veces mejor. Los algoritmos de búsqueda de Google, por ejemplo, son mucho más rápidos y tienen un poder predictivo mejor que el de cualquier otro, lo que hace muy difícil que cualquier competidor los suplante.

En segundo lugar, los monopolios disfrutan de los efectos de las redes, es decir, mientras más personas estén usando su producto, más útil es. Como ejemplo, considera Facebook: no sería muy útil si ninguno de tus amigos estuviera inscrito. Lo que lo hace valioso es el hecho de que muchas de las personas de tu red se pueden encontrar allí. Esto significa que los recién llegados enfrentan una batalla cuesta arriba cuando tratan de atraer a los clientes de los monopolios con amplias bases de clientes ya existentes.

En tercer lugar, los monopolios se benefician de las economías de escala: ahorros de costos obtenidos al producir algo a gran escala. Digamos que tienes una panadería, y que debes pagar gastos fijos como alquiler, calefacción y electricidad, por un total de $1.000. En esta panadería, puedes producir entre 1 y 10.000 bollos al mes, mientras que los gastos fijos seguirán siendo los mismos. Mientras más bollos vendas, más fácil podrás cubrir estos gastos, lo que significa que el costo efectivo incurrido por bollo es menor. Debido a que los monopolios son los mayores productores de su industria, las economías de escala les permiten ofrecer a los clientes precios más atractivos que los recién llegados, reforzando aún más su posición.

Por último, los monopolios por lo general tienen grandes marcas que no pueden ser replicadas.  Apple, por ejemplo, es la marca de tecnología más fuerte que existe hoy en día. Aunque muchas otras compañías han tratado de emular sus productos y tiendas elegantemente diseñadas, simplemente no han tenido el mismo éxito porque carecen de la poderosa marca de Apple.

Al analizar un negocio, evalúa estas cuatro características para entender si tienen o están cerca de tener un monopolio.

Las compañías exitosas necesitan tener secretos que otras compañías no puedan copiar.

En el mundo actual, con tanta tecnología de alto nivel, es tentador pensar que no hay más espacio para el progreso vertical o que no quedan nuevas ideas por aparecer.  Pero este es un peligroso malentendido que podría alejarte del éxito.

De hecho, el mundo todavía guarda muchos secretos – es decir, las cosas que son importantes pero la mayoría de la gente no conoce o no acepta. Esto hace que sean difíciles – pero no imposibles – de encontrar. A menudo, los secretos están tan profundamente arraigados en la sociedad que podría tomar generaciones para descubrirlos.

Solo piensa en la esclavitud que, hace unos siglos, era un fenómeno común y socialmente aceptado. En otras palabras, el hecho de que la esclavitud está mal era, en general, un secreto.

Para las compañías de tecnología, el secreto más grande es tener una mejor tecnología que la competencia, porque puede hacer que su posición como líderes del mercado sea incuestionable.

Necesitas encontrar y mantener este tipo de secretos. De otro modo, serás solo otro proveedor de progreso horizontal, que ofrecerá productos convencionales en un mercado competitivo.

El caso de Hewlett-Packard demuestra la importancia de tener una mejor tecnología. En la década de 1990, la empresa contaba con la mejor tecnología y la utilizaba para sacar un producto innovador tras otro, como por ejemplo una impresora a color a precios asequibles y una impresora todo en uno, con copiadora y máquina de fax incluidas - una idea verdaderamente audaz en ese momento.

Pero cuando la empresa dejó de perseguir estos secretos y de inventar nuevos productos en los años 2000, perdió la mitad de su valor en el mercado.

Construir una empresa exitosa y rentable requiere años de trabajo.

Como se dijo en un capítulo anterior, tendemos a pensar en los monopolios como gigantes que se elevan sobre sus competidores. Pero, por supuesto, no comienzan de esa manera: construir un monopolio exitoso lleva tiempo.

Esto aplica especialmente cuando se trata de  ganancias: a una nueva empresa puede tomarle años convertirse en un negocio rentable. Pero incluso si inicialmente la empresa no produce beneficios, puede tener un valor, debido a que el valor está determinado por las ganancias o beneficios que la empresa generará en su vida útil.

PayPal es un ejemplo: en 2001, no estaba generando ningún beneficio, pero cuando el autor calculó el valor de la compañía en ese entonces, ¡notó que la mayor parte provenía de los beneficios que se producirían en los diez años siguientes!

La lección aquí es que no puedes esperar ser el mejor en tu negocio desde el principio: necesitas estar preparado para quedarte durante un largo plazo. Eso es lo que te hará rentable.

¿Cómo puedes hacer que tu empresa sea un monopolio rentable?

Necesitas empezar por algo pequeño e ir expandiéndolo poco a poco.

Primero que todo debes entender que no necesitas ser el mejor en todos los negocios,  solo en tu negocio. Por lo tanto, es importante definir tu mercado lo más estrictamente y específicamente posible. Eso te hará más fácil convertirte en un jugador dominante.

Después de que establezcas un monopolio en un lugar específico, puedes pasar a un  mercado más amplio.

Desde el principio, el fundador de Amazon, Jeff Bezos, tenía el objetivo de convertirse en el mayor minorista en línea del mundo, pero comenzó con algo mucho más estrecho, vendiendo únicamente libros. Solo después de que Amazon conquistó el mercado de los libros se amplió a otras categorías como CDs y videos, y de ahí a otros productos. Así, a diferencia de lo que muchos piensan, el éxito de Amazon no ocurrió de la noche a la mañana.

Las empresas nuevas necesitan una base sólida: la cultura y las personas adecuadas, y un balance en los intereses de los dueños.

Toda compañía necesita sostenerse en una base sólida para sobrevivir en el tiempo. Así que cuando inicias el largo camino hacia la construcción de un negocio, los primeros días son especialmente cruciales. 

El primer factor clave en esta base es encontrar a las personas correctas. Por lo general, las nuevas empresas son tan pequeñas que todas las personas del equipo tienen un rol muy importante.

Es por eso que, antes de invertir en una empresa, el autor  no solo debe hacer un análisis de las habilidades y la visión de las personas involucradas, sino también debe evaluar sus conexiones personales. Ha visto lo que la debilidad en las relaciones personales puede hacerle a un equipo. Antes de cofundar PayPal con Luke Nosek, el autor había invertido en una empresa que Nosek había comenzado con alguien que apenas conocía. Eventualmente, sus diferencias personales derrumbaron la empresa, junto con la inversión del autor.

Otro factor clave en una base sólida es asegurar que los diferentes intereses de los diferentes propietarios de la empresa estén equilibrados. Después de todo, los fundadores y los inversionistas pueden tener intereses muy variados, pero la compañía no debe sufrir por tales diferencias.

Por ejemplo, los fundadores de la empresa tal vez deseen desarrollar sus productos con paciencia, mientras que el consejo de administración suele querer obtener ganancias lo antes posible. Si bien estos intereses no son necesariamente mutuamente excluyentes, a veces pueden causar conflictos, por lo que es crucial definir una forma de resolver dichos conflictos desde el principio.

Por último, las empresas nuevas deben tratar de instaurar una cultura en sus equipos puesto que esto ayuda a que todos trabajen juntos y logren los objetivos con efectividad. 

La cultura de la empresa no consiste simplemente en los beneficios que ofrece a sus empleados, como una mesa de billar o una máquina de refrescos, sino más bien en las relaciones que se crean entre las personas.

Un buen ejemplo de la cultura en una empresa es el caso de Paypal, donde el equipo estaba tan unido que muchos de ellos decidieron iniciar nuevas empresas más adelante.

Tus productos no se venderán por sí mismo: tu equipo debe hacer ese trabajo.

Cuando la mayoría de la gente escucha la palabra "vendedor", piensan en un hombre de traje barato que va de puerta a puerta vendiendo aspiradoras: no es una imagen muy halagadora.

Pero en los negocios, las ventas son una necesidad vital. Muchas personas, especialmente aquellas interesadas en la tecnología, preferirían centrarse en la innovación de productos, pero los productos innovadores carecen de valor a menos que se vendan. Y no hay ningún producto en la tierra que la gente compre sin que alguien lo venda.

Para vender tus productos efectivamente, necesitas una buena distribución. Esto no incluye únicamente tus canales de ventas sino también el esfuerzo y la organización que requieres para vender tus productos.

Para aprovechar tu distribución con mayor eficacia, siempre debes tomar en cuenta el potencial de cada cliente antes de decidir cuánto esfuerzo estás dispuesto a poner en la realización de la venta.

Por ejemplo, el autor cofundó la empresa de análisis de datos Palantir, donde una sola venta cerrada por lo general produce varios millones de dólares. Aquí, el Director Ejecutivo tiene que hacer la venta personalmente, porque los clientes que gastan tales sumas de dinero esperan una cierta cantidad de participación personal de los ejecutivos del vendedor.

En otro negocio, en el que los acuerdos de ventas individuales solo producen unos pocos cientos de miles de dólares cada uno, no sería eficiente invertir el tiempo de un Director Ejecutivo altamente pagado. Sin embargo, el Director Ejecutivo todavía necesitaría un equipo sólido de ventas para representar a la compañía.

Otra manera de mejorar tu distribución es usar las estrategias de ventas.

A muchos de nosotros no nos gustan los vendedores porque asociamos la venta con la manipulación, y a nadie le gusta ser manipulado. Sin embargo, aunque ciertas técnicas de manipulación pueden no tener éxito en las ventas, hay ciertas estrategias que funcionarán en cualquier persona - así que debes hacer que funcionen para ti.

Piensa en Tom Sawyer de los libros clásicos de Mark Twain: era un buen vendedor que, cuando se le dijo que pintara una cerca, en realidad hizo que otros niños le pagaran por el privilegio de hacer su trabajo. ¿No crees que hay más vendedores, creativos y buenos, como Tom Sawyer por ahí?

Muchas empresas de tecnologías limpias fracasaron porque no consideraron las siete preguntas críticas que todo negocio debe responder.

Entre 2005 y 2009, una burbuja de inversión estuvo en su apogeo en Silicon Valley. La industria subyacente era la tecnología limpia, o cleantech, que abarca productos y servicios que promueven cosas como el uso sostenible de los recursos naturales y el uso de fuentes de energía renovables.

Miles de compañías se iniciaron en la industria, financiadas con más de 50 mil millones de dólares en inversiones. Desafortunadamente, desde entonces muchas compañías han fracasado, llevándose el dinero de los inversionistas con ellas.

¿Pero por qué fracasaron? Simplemente porque no analizaron ni entendieron la oportunidad del mercado.

Para evitar esto, toda compañía debe hacerse siete preguntas críticas acerca del mercado y del propio funcionamiento:

  1. La pregunta de la Ingeniería: ¿Se puede crear un verdadero avance tecnológico? Las empresas de tecnología limpia no entendían que para prevalecer sobre las compañías de energía ya establecidas, necesitaban una tecnología que fuera diez veces mejor que la suya, no solo un poco mejor.
  2. La pregunta del Tiempo: ¿Este es el momento adecuado para iniciar tu negocio? Algunas empresas de tecnología limpia creían que la industria estaba en la cúspide de un período de avances rápidos y exponenciales en cosas como la tecnología de paneles solares, por ejemplo, y que esto les permitiría florecer. Sin embargo, la verdad es que la tecnología limpia ha avanzado lenta y linealmente.
  3. La pregunta del Monopolio: ¿Comenzarás con una marca grande o con un mercado pequeño? Las empresas de tecnología limpia formaban parte de la industria energética de un billón de dólares, lo que significaba una competencia feroz incluso en los pequeños sectores del mercado. Un mercado más pequeño donde tengas una buena oportunidad de construir un monopolio rápido es una apuesta mucho más segura.
  4. La pregunta de la Gente: ¿Tu equipo puede manejar esta oportunidad? Las empresas de tecnología limpia estaban coordinadas por ejecutivos en lugar de técnicos, y no tenían idea de cómo construir grandes productos.
  5. La pregunta de la Distribución: ¿Cómo entregarás el producto a los clientes? Muchas empresas de tecnología limpia, como fue el caso del lanzamiento de los vehículos eléctricos Better Place, creían que su tecnología era tan buena que no necesitaban canales de distribución adecuados. Después de gastar 800 millones de dólares de dinero de los inversores y vender solo 1.000 vehículos, se declararon en bancarrota.
  6. La pregunta de la Durabilidad: ¿Podrás defender tu posición en el mercado en 10 o 20 años? Muchas empresas de tecnología solar se sorprendieron cuando las empresas chinas comenzaron a producir productos similares a un costo mucho menor. Esto debería haber sido totalmente previsible desde el principio.
  7. La pregunta del Secreto: ¿Ves una oportunidad única que otros han perdido? En aquél entonces, todos coincidían en que la tecnología limpia sería un gran éxito. Pero las empresas verdaderamente exitosas tienen secretos: ven oportunidades que no todos pueden ver.

Las empresas innovadoras, como Tesla, suelen tener respuestas a casi todas estas preguntas, mientras que la mayoría de las empresas de tecnología limpia no tenían ninguna. Por eso fracasaron.

Los fundadores suelen ser extravagantes, pero su visión es crucial para cualquier compañía.

¿Cómo crees que se ve un típico emprendedor?

Detrás del telón, los fundadores tienden a ser levemente extraños, especialmente los fundadores de compañías exitosas. Ya sea que hayan nacido así o que lo hagan para imitar a algún emprendedor importante, casi todos los fundadores exitosos son un poco... raros.

Considera el caso del equipo de fundadores de Paypal: casi todos los miembros eran un poco extravagantes. De hecho, de adolescentes, cuatro de ellos tenían un pasatiempo poco común: ¡construir bombas!

Este tipo de originalidad es buena porque los emprendedores hace mucho más que solo iniciar una compañía: dan su visión. Y esta contribución es indispensable; no importa que tan refinada sea la estrategia de gestión de una compañía,  debe tener una visión para guiarse.

Piensa en el regreso de Steve Jobs a Apple en 1997. Había sido expulsado una década antes, y en 2001 lanzó el iPod, que recibió el rechazo de los analistas por no ser más nada que un artefacto para los usuarios de Mac.

Pero la verdadera genialidad del plan de Jobs se reveló cuando Apple lanzó el iPhone y el iPad, creando una familia de "dispositivos post-PC" de Apple, que se distinguieron por su elegante apariencia y sus características exclusivas.

Jobs había convertido a Apple en la empresa más valiosa del mundo siguiendo un plan cuidadosamente pensado basado en su visión.

Como demuestra la historia de esta empresa, incluso un negocio fuerte necesita la originalidad y la visión de su fundador si desea llegar al nivel más alto.

Resumen Final

El mensaje clave de Cero a Uno es que el éxito de un emprendimiento no depende de la suerte. Puedes perseguir el futuro que deseas tener siempre y cuando sepas cuestionar las convenciones establecidas. Luego, una vez que consigas crear un monopolio siendo el mejor en algo, el éxito llegará solo. 

Domina un sector a la vez.

Una vez que hayas encontrado la idea innovadora que servirá de base para tu empresa, no vayas demasiado lejos ni demasiado rápido. Encuentra un sector pequeño donde puedas hacer algo mejor que tu competencia. Cuando hayas establecido un monopolio ahí, puedes expandirte a otros mercados. 

Lectura adicional sugerida: Hard Things About Hard Things, por Ben Horowitz.

Este libro explica por qué el trabajo de un director ejecutivo es uno de los más duros y solitarios del mundo, y cómo se puede sobrevivir a todo el estrés y las angustias que involucra.

noviembre 13, 2016Comments are off for this post.

The Coaching Habit

Cómo Bitcoin y dinero digital están desafiando el orden económico global

Paul Vigna y Michael J. Casey

Resumen

La era de divisas digitales ofrece un resumen de la historia y el carácter de Bitcoin. Explora la definición del “dinero” y explica el impacto dramático que las divisas digitales como Bitcoin tendrán en nuestra economía y el mundo entero.

¿Quién debe leer este libro?

  • Cualquier persona que quiere saber cómo funciona Bitcoin
  • Cualquier persona que tiene curiosidad sobre el futuro del dinero

Sobre los Autores

Paul Vigna y Michael J. Casey son periodistas en el Wall Street Journal. Vigna también es presentador de MoneyBeat, y Casey es el autor de Che’s Afterlife y The Unfair Trade, además de ser comentarista en la BBC.

Aprende la historia reales detrás de Bitcoin y cómo funciona.

Si lo escuchaste en las noticias, en línea o de un amigo que asegura que es la mejor inversión a futuro, probablemente ya sepas que es un Bitcoin. Es la moneda digital más mencionada en conversaciones por todos lados: desde gobierno y Wall Street hasta las salas de chat.

¿Cómo funciona esta moneda sin papel moneda? ¿Cómo sabes si la puedes confiar que tiene valor? ¿Cómo puedes asegurar que no sea hackeada, convirtiendo a tus Bitcoins en números inútiles en una pantalla?

Le este resumen para encontrar respuestas a todas esas preguntas, así como una breve historia de Bitcoins.

Descubre:

  • Cómo los primeros Bitcoins que fueron usados para comprar una pizza ahora tienen un valor de $7.5 millones de dólares;
  • Cómo usar Bitcoin para cualquier cosa en línea; y
  • Por qué Bitcoin tiene el potencial de bancarizar a 2.5 billones de personas.

El Dinero tiene valor cuando está basado en un sistema de confianza.

¿Exactamente, qué es el dinero? No son los billetes en tu cartera, ya que no tienen valor inherente - solo son pedazos de papel. ¿Entonces por qué puedes comprar bienes y servicios con ellos?

Para que el dinero tenga valor, tiene que existir un acuerdo compartido de su uso como un medio de intercambio.

En los primeros días del dinero, el oro y la plata fueron usados para hacer monedas. Estas monedas eran diferentes a nuestros billetes actuales, porque el oro y la plata tienen un valor intrínseco. Sin embargo, había una sóla razón que permitió que estas monedas funcionarán como dinero: la gente que que las usaba valoraba el oro y plata, y estaban de acuerdo en de que podrían ser utilizados para comprar cosas.

Si negociabas con una cultura que no valoraba el oro o la plata, tus monedas eran inútiles, dado que distintas culturas no siempre valoran las mismas cosas.

La isla micronesia de Yap, por ejemplo, tuvo un sistema monetario peculiar que confundió a los primeros visitantes de Europa. Usaban ruedas grandes de piedra llamadas fei como moneda. Estas piedras eran tan pesadas que a menudo se quedaban con el dueño anterior después de un intercambio.

El sistema funcionó porque los Yapese estuvieron de acuerdo de que la propiedad (o propiedad parcial) de fei podría ser utilizado para saldar deudas.

Toda sociedad necesita algún sistema de confianza en su dinero para tener una oferta controlada de su moneda. Si cualquier persona pudiera crear dinero nuevo, el dinero perdería su valor. Por lo que tiene que haber un monto limitado de dinero para que el sistema funcione.

En los años 1920s, la República de Weimar (el nombre del estado Alemán entre 1918 y 1933) aprendió esto a la mala. Alemania tenía una deuda enorme después del Tratado de Versalles y trató de pagarla al imprimir más y más billetes. El valor de las billetes resultó tan reducido que la gente empezó usarlas para papel tapiz porque fue más barato que comprar papel tapiz de verdad. Esta hiperinflación provocó el colapso de la economía, y la gente perdió su fe en el sistema monetario.

Bitcoin es dinero porque la gente está de acuerdo en que puede ser usado como una unidad de intercambio.

El número de partidarios de Bitcoin está creciendo cada día, pero a mucha gente todavía se le dificulta verlo como “real” porque no puedes ver ni tocar Bitcoins de manera individual. Sin embargo, Bitcoin ya ha demostrado que es una moneda viable y funcional.

Bitcoin funciona como dinero porque la gente tiene confianza en el valor que tiene - igual que el dinero “normal”. La confianza se incrementó cuando la gente empezó a ver que se podría usar para comprar cosas de verdad.

El precio creciente de Bitcoin refleja esta confianza. Durante los primeros tres meses de 2013, el valor de un solo Bitcoin creció 800%, de$129 a $1,165 dólares (da click aquí para conocer el precio de Bitcoin al día de hoy).

Además, Bitcoin no tiene un banco central como otras monedas. Los Bitcoins son minados, lo cual los mantiene controlados. Aprenderemos sobre este proces un poco más adelante.

Al final de cuentas, podemos saber que Bitcoin es dinero simplemente porque la gente acepta Bitcoins como unidades de intercambio.

Considera la historia de Lazlo Hanyecz, un programador de Florida. El 21 de mayo de 2010, hizo una compra extraña. Su compra no fue extraña por lo qué compró, pero por la manera en que lo compró.

Hasta ese momento, Bitcoin tenía un año de existir pero Hanyecz fue uno de los primeros en adoptar la tecnología. En el 2010 tenía casi la mitad de todos los Bitcoins del mundo.

Nadie aceptaba Bitcoins en ese entonces y Hanyecz no sabía qué hacer con su “dinero”. Entonces decidió pagar 10,000 Bitcoin (alrededor de $41 dólares en ese momento) por dos pizzas de Papa Johns. Encontró a un  colega Bitcoinero a través del Bitcoin Forum y lo convenció de comprar dos pizzas usando su tarjeta de crédito. Hanyecz le pagó en Bitcoin por la pizza. Bitcoin fue aceptado como una unidad de intercambio.

Para Agosto del 2014, el valor de los 10,000 Bitcoins que Hanyecz pagó por la pizza se había incrementado a alrededor de $5 millones.

Los Bitcoins son minados y hay un registro público de todas las transacciones llamado el blockchain.

No puedes crear oro en tu casa - tienes que trabajar duro para encontrarlo y extraerlo. Los Bitcoins funcionan de una manera similar. Sin embargo, en lugar de usar herramientas físicas como pico y pala, los Bitcoin son extraídos utilizando computadoras.

Las computadoras extraen Bitcoins al resolver problemas matemáticos muy complejos.

Resolver estos problemas requiere  montos significativos de procesamiento computacional. Cuando un problema es resuelto, se entrega un Bitcoin al minero y se emite un nuevo problema por resolver.

Entonces entre más rápido sea tu computadora, mayor probabilidad de que seas recompensado. El número de Bitcoins que se otorga también se ha reducido a la mitad cada cuatro años, por lo que hay un incentivo de minar lo más que puedas antes de que se acaben. En total, 21 millones de Bitcoins serán liberados. Según una estimación, el último Bitcoin será extraído en el 2040.

Cada vez que se crea un nuevo Bitcoin, se actualiza el Blockchain. El Blockchain es el registro público de todas las transacciones que se han realizado en la red.

Cuando se extrae un nuevo bitcoin, un nuevo bloque es creado, validado y añadido a la cadena.

De igual forma que un banco mantiene un registro cuidadoso de cada saldo, hay un registro de Bitcoin de todos los balances y transacciones de cada dueño para asegurar que un mismo Bitcoin no se gasta dos veces. Este es el propósito del Blockchain, al cual todos tienen acceso

Cada dueño de Bitcoin tiene una dirección - un número único y cifrado asignado a ellos en la red de Bitcoin. Las direcciones ayudan a hacer un seguimiento de quién es quién.

Entonces si compras un café en una cafetería que acepté Bitcoin, la red registrará una solicitud de mandar BTC.0.008 (o una ochomilésima de Bitcoin) de tu dirección a la de la cafetería.

Bitcoin elimina todos los intermediarios y mantiene a los vendedores y compradores anónimos.

Cada vez que deslizas tu tarjeta de crédito or transfieres dinero, los bancos y empresas de tarjetas de crédito toman un pequeño monto del dinero transferido. ¿Sería increíble librarnos de esto, no?

Bitcoin lo hace. Elimina al intermediario y hace que las transacciones sean más baratas y eficientes. En el siglo catorce, la familia Medici sirvió como el intermediario entre ahorradores y prestadores. Mantenían un registro cuidadoso de todas sus cuentas y transacciones - por una comisión, por supuesto. Esto fue el origen del sistema bancario y permitió una explosión en actividad económica. También convirtió a la familia Medici en una de las familias más ricas e influyentes en Europa.

Desde entonces, los bancos sólo se han vuelto más poderoso. Tienen un impacto enorme en nuestra sociedad, especialmente porque ahora tienen influencia sobre nuestros políticos a través del cabildeo.

Bitcoin nació de un movimiento que quería cambiar este sistema a través de regresar el poder a la gente. A través del blockchain, todo el mundo tiene acceso a la red distribuida en la que se basa Bitcoin. Esto asegura que no haya una sola persona o institución que pueda controlar el sistema completo.

Aunque los compradores no siempre pagan una comisión, los vendedores lo hacen con frecuencia, lo que significa que se tiene que añadir este monto al precio de venta. Esta es la razón por la cual frecuentemente las tiendas no aceptan tarjetas por compras por debajo de un monto específico. Sin embargo, Bitcoin hace las transacciones más baratas y rápidas sin un intermediario recolectando comisiones.

Con las tarjetas, también hay un proceso complejo y prolongado detrás de cada transacción. Cuando compras un café en Starbucks con tu tarjeta de crédito, usualmente toma tres días para que reciban el dinero. Con Bitcoin, se completa la transacción casi inmediatamente.

Los Bitcoins también son importantes porque ocultan las identidades del comprador y del vendedor. De hecho, una característica clave de las divisas digitales o criptomonedas es su anonimato. “Cripto” significa oculto. Bitcoin protege a los usuarios al mantener sus identidades ocultas.

Bitcoin se ha convertido en un negocio global.

Bitcoin ha existido por pocos años (desde el 2009), pero el número de creyentes en Bitcoin ha crecido rápidamente. En todo el mundo, la gente está dedicándose a minar Bitcoins, y en algunas regiones resulta muy rentable hacerlo.

Cada año se están invirtiendo montos significativos de dinero en la extracción de Bitcoin. Según estimados, se invirtieron más de  $1 billón de dólares entre abril de 2013 y abril de 2014 para construir “granjas” de super computadores diseñadas específicamente para extraer Bitcoins.

Hoy en día, los procesadores utilizados para minar Bitcoins son cerca de tres millones de veces más rápidos que los que se usaban cuando Bitcoin fue fundado. La expansión de la capacidad computacional de la industria no tiene precedente. Los fabricantes de estas súper computadores tienen dificultad para mantenerse a la par de la demanda.

Hay algunas personas que afirman que si la industria sigue creciendo a la tasa actual, causará una catástrofe ambiental porque el uso de tanta electricidad.

Bitcoin ha fomentado nuevas áreas de innovación y los inversionistas se están poniendo al corriente. Existen comunidades donde la gente puede reunirse para trabajar en proyectos relacionados a Bitcoin por todo el mundo. Por ejemplo,  20Mission en San Francisco, fundada en el 2012 por el entusiasta de Bitcoin Jered Kenna. Se ha convertido en un centro donde los emprendedores de Bitcoin pueden trabajar, dormir y socializar.

Las Innovaciones creadas en 20Mission han incluido MaidSafe, una solución que permite a los usuarios rentar su espacio libre en discos duros sobre una red descentralizada, y ZeroBlock, una aplicación que muestra precios de Bitcoin en dólares junto con notificaciones cuando hay cambios en el precio.

Al inicio, los inversionistas eran precavidos con inversiones en este tipo de proyectos, pero esa actitud ha cambiado de manera drástica. Las encuestas realizadas por el sitio de noticias Coin Desk ha mostrado que el monto de inversión de capital de riesgo (venture capital) en empresas relacionadas a Bitcoin ha incrementado de $2 millones a $88 millones entre 2012 y 2013.

Bitcoin puede tener un enorme impacto positivo en los países en desarrollo.

Hay cerca de 2.5 billones de personas del mundo que no tienen dinero en bancos. Por lo mismo, carecen de muchas de las libertades que personas en el mundo desarrollado damos por hecho. Bitcoin puede cambiar todo esto.

Bitcoin puede dar a las personas en países en vías de desarrollo una mayor libertad económica. Fátima, una madre de cinco que vive en un campo de refugiados en Malí es un ejemplo de esto.

Malí es uno de los países más pobres del mundo. Como mucha gente de Malí, el esposo de Fátima fue a la Costa de Marfil para encontrar trabajo y manda dinero de regreso. Dado que ninguno de ellos puede acceder a una cuenta bancaria, él le manda efectivo, que a menudo desaparece en el camino.

Sin embargo, una vez que tengan teléfonos inteligentes, podrían mandar dinero entre sí usando Bitcoin. Podrián mandarlo y recibirlo sin que bancos u otras instituciones tomen un porcentaje de comisión. Es por eso, que las empresas telefónicas están invirtiendo muchísimo en lanzar sus servicios en países en vías de desarrollo.

Bitcoin también ayudará a la gente a mantener su dinero más seguro - un paso crucial para salir de la pobreza.

Bitcoin también puede empoderar a las mujeres alrededor del mundo y ayudar a incrementar la equidad.

Parisa Ahmadi, una joven de Afganistán, ya se ha beneficiado de esto. Participó en una clase de Film Annex, un proyecto de arte basado en los Estados Unidos que paga a cerca de 300,000 cineastas y blogueros para producir pequeñas películas y escribir blog posts.

Ahmadi es una ferviente aficionada al cine, y empezó publicar películas de su vida en el sitio. También empezó escribir críticas de otras películas y ganar un pequeño ingreso de ellas.

Sin embargo, Ahmadi no tenia una cuenta bancaria, como la mayoría de mujeres en Afganistán. Entonces el fundador de Film Annex comenzó a pagarle en Bitcoin. También creó un sitio de comercio electrónico donde la gente puede comprar regalos de Amazon usando Bitcoins. Ahmadi usó sus bitcoins para comprarse una nueva laptop.

Bitcoin aún tiene muchas debilidades y es difícil regular.

Entonces, dado todos estos beneficios, ¿cuáles son las desventajas de Bitcoin?

El software de Bitcoin todavía está lejos de ser a prueba de balas, lo que significa que el precio es muy volátil.

La gente aprendió esto de una manera difícil el 10 de febrero de 2014. Gavin Andersen, el científico jefe de la Fundación Bitcoin y el desarrollador detrás del software central de Bitcoin, recibió muchos mensajes de pánico. Mt. Gox, uno de los intercambios más grandes de Bitcoin en el mundo, estaba de rodillas. Un error había sido revelado en el software de Bitcoin que hacía posible crear transacciones falsas y recibir pagos injustificados.

Andersen trató de remediar la situación, pero fue demasiado tarde. Hackers empezaron a explotar la vulnerabilidad, Mt. Gox colapsó y el precio de un solo Bitcoin se desplomó de $703 a $535 en un solo día. Imagina las consecuencias si una moneda importante como el dolor perdió tanto valor en una noche.

Bitcoin también es muy difícil controlar, por su red distribuida.

Paul Baran, un pionero de la computación, desarrolló el concepto de “red distribuida”. En una red distribuida, cada punto está conectado a todos los otros puntos, por lo que se manda la información a través de la red entera. Esto significa que es prácticamente imposible cerrarla. No hay un Bitcoin CEO o CTO a quien se puede llamar a una citación.

Otro problema, es que se puede usar Bitcoin para propósitos criminales, como vender drogas o hasta contratar sicarios.

Silk Road es un ejemplo de esto. Es un mercado en línea anónimo que usa Bitcoin como moneda. Rápidamente después de que se fundó, se convirtió en un punto de acceso al comercio de todo tipo de productos ilegales.  Dado que las identidades de los compradores y vendedores están ocultas, es muy difícil para las agencias gubernamentales investigar estos crímenes.

Ideas Clave

  • Cualquier cosa puede funcionar como dinero mientras la gente esté de acuerdo de que tiene valor.
  • Bitcoin ha existido por unos cuantos años, pero la industria ha crecido exponencialmente y la confianza en Bitcoin como forma de moneda solo ha aumentado.
  • Esta criptomoneda tiene el potencial de cambiar radicalmente nuestra economía global al eliminar intermediarios y proveer anonimato.
  • A pesar de su carácter volátil y otras desventajas, las divisas digitales son, sin lugar a duda, el futuro.

noviembre 13, 2016Comments are off for this post.

The Third Wave

The Third Wave

La vision de de un emprendedor sobre el futuro.

Steve Case

Hace no más de 20 años, el internet se consideraba una moda pasajera. Hoy es parte esencial de nuestras vidas incluso cuando no lo usamos directamente.

Si seguimos la tendencia actual, Internet terminará de permear nuestras vidas cotidianas hasta al punto de ser transparente. Así es como nos acercamos a una tercera ola de la revolución de Internet, una época en la que el uso de la tecnología de información cambiará nuestras vidas de forma radical, otra vez.

En este episodio, veremos qué es esta la Tercera Ola y qué podemos esperar de ella. Exploramos las industrias que se verán revolucionadas, como sucederá y cuales son los principales obstáculos que nos enfrentaremos como emprendedores en esta nueva era.

Durante el episodio aprenderemos:

• cómo la tercera ola cambiará la industria alimenticia y de salud,

• qué es la “inversión de impacto” y porque es la clave para el futuro de la tecnología de información; y

• cómo la cooperación es a veces más efectiva que la competencia.

La historia de internet ha tenido dos grandes etapas, y estamos por entrar a la tercera.

En 1980, el futurista Alvin Toffler escribió The Third Wave, un libro donde describió la siguiente “ola” en la evolución de la tecnología de información y cómo convertiría el mundo en una aldea digital y global.

Durante esta primera ola, se crearon las bases de la infraestructura para que el internet como le conocemos pudiera existir.

Fueron empresas como Sprint, Cisco, Apple, AOL, IBM, Microsoft quienes crearon el hardware, software y redes que hacen posible que podamos conectarnos de forma cotidiana a los distintos servicios que usamos todos los días.

Esto no fue algo fácil. Al principio la mayoría de las personas y empresas no entiendan los beneficios o relevancia de internet y solía ser una tarea titánica en convencer a los ejecutivos que esto era algo que valía la pena desarrollar. Muchos, la mayoría pensaron que sería algo irrelevante y pasajero. Aún en 1995, durante una entrevista con la PBS, le preguntaron a Toffler “¿Para qué necesita la gente internet?”

20 años después ya en un nuevo siglo, al inicio de la segunda ola la respuesta a este tipo de preguntas era más que obvia.

Para entonces, los motores de búsqueda ya ayudaban a las personas a encontrar información relevante en un mar de contenido; mercados digitales como eBay y Amazon fueron creados y redes sociales como Twitter y Facebook tomaron forma, conectando aún más personas que nunca.

Esta ola terminó de establecer su impacto cuando los smartphones de Apple, iPhone y Android de Google permitir a cualquier persona tener acceso a internet donde sea.

Esto nos acerca a la tercera ola, que estamos a punto de empezar.

La tercera ola se trata de integrar internet a todo lo que hacemos de forma cotidiana. Ya no se trata de conectar laptops, teléfonos, tabletas o cualquier gadget que inventemos. Se trata de conectar desde nuestras casas, ciudades enteras y hasta procesos agrícolas.

Durante esta tercer ola, los emprendedores tomarán ventaja de los principales retos de las industrias como salud, educación, alimento y transporte. Ahí es donde estará el siguiente gigante.

En el siguiente capítulo, veremos como se verá el futuro del emprendimiento en estas áreas.

Salud y Alimento serán el mayor enfoque para los emprendedores de la tercera ola.

La tercera ola de internet no se trata de crear el siguiente juego viral, o un app de redes sociales; se trata de resolver problemas del mundo real.

Considera el estado actual de los sistemas de salud de la mayoría de los países. Es una industria que ofrece un gran potencial para los emprendedores.

El sector salud es un mercado enorme, en estados unidos comprende una sexta parte de toda la economía. A pesar de ello sufre de problemas sistemáticos que ofrecen amplio espacio para mejorar con ayuda de la tecnología.

Toma en cuenta el sistema de salud de tu país, lo más probable es que sea lento, ineficiente y costoso. En muchos países, aún se usan fax, papeles para registros médicos y copias triplicadas para los procedimientos más sencillos. Por esto, se cometen errores de forma igualmente sistemática.

Por ejemplo, en 2001, los investigadores del centro Medico de Cancer Anderson, encontraron que uno de cada cuatro pacientes tenía un nuevo diagnóstico después de una segunda opinión.

Mucho emprendedores ya han comenzado a tomar ventaja de esta oportunidad: entre 2010 y 2014, la cantidad de dinero levantado por startups de salud se cuadriplicó.

Con esta tendencia, no falta mucho para que nuestros teléfonos nos diagnostiquen cualquier problema de salud y nos avisen antes de tener un ataque al corazón o un derrame cerebral. Este monitoreo constante que ya ha empezado, puede reducir los problemas para pacientes de alto riesgo, tomando acciones preventivas antes de que el problema escale. Así se puede reducir hasta un 30% del gasto en salud y costos innecesarios provocados por errores en diagnóstico y tratamientos erróneos.

La segunda gran oportunidad para los emprendedores es el sector de alimentos, con un valor de 5 trillones de dólares.

La tercera ola revolucionará por completo el cómo plantamos, cosechamos, distribuimos y almacenamos alimento para todo el mundo.

Por ejemplo, un reporte de The Guardian, reveló que varios investigadores encontraron la forma de mejorar la salud de colmena de abejas al conectarles sensores e internet. Las abejas son vitales en el proceso de polinización de la mayoría de las plantas y cosechas de las cuales dependemos; y el número de abejas en el mundo está decreciendo de forma alarmante.

Con los nuevos sensores, podemos usar internet para monitorear la temperatura de la colmena y modificarla al ideal para asegurar que las abejas tendrán un hábitat idóneo y ahuyentar amenazas.

Otros emprendedores están desarrollando sensores similares para monitorear la seguridad alimentaria, llegan tan lejos como diseñar hornos que se rehúsan a cocinar alimento en mal estado.

Este tipo de tecnología se necesita urgentemente en muchas zonas donde las autoridades de salud no logran asegurar estándares mínimos que brinden protección a la sociedad.

Cómo podemos ver, la Tercera Ola representa un gran cambio en al forma que en que hacemos negocios y resolvemos problemas reales.

La disrupción es Inevitable durante la tercera ola, y las empresas lo tienen que asimilar si quieren sobrevivir.

Durante la Tercera Ola, las ideas vendrán de lugares inesperados, generando una disrupción de los emprendedores hacia las empresas.

Estas nuevas ideas destrozarán por completo viejos paradigmas, lo que significa que solo aquellas empresas que sean capaces de de reconocer las oportunidades y tomar el riesgo de crear nuevas soluciones, tendrán posibilidad de sobrevivir.

Uno de los mejores ejemplos de una gran idea que surgió de un lugar inesperado son los autos autónomos. En este caso, la idea surgió del sector agrícola.

Empresas como Google y Uber ahora están aprovechando esta tecnología. Pero en realidad se inventó hace más de 20 años, cuando la empresa de tractores John Deere desarrolló un sistema de navegación con GPS para crear tractores que se manejen solos.

Desafortunadamente los ejecutivos de John Deere, no tuvieron la visión para comprender el potencial de su idea.

Probablemente la empresa no tenía los medios para desarrollar autos comerciales que se manejen solos. Pero ignoraron la oportunidad de licenciar la tecnología a algún socio que pudiera crear nuevas soluciones o aplicarla en otras industrias.

Si hubieran apostado en la idea para generar una disrupción en el modelo de negocio, quién sabe el nivel de éxito que tendrían en este momento; o que tan avanzada sería la tecnología.

En otros casos, la auto-disrupción puede ser la clave del éxito. Esto implica estar consciente de las preferencias del mercado y sin temor a reemplazar productos o servicios existentes, por nuevas y mejores versiones.

Apple hace esto constantemente. Algunos de sus mejores éxitos han sido creados a costa de productos anteriores. Por ejemplo, cuando lanzaron el iPhone estaban al tanto que bajaría la venta de iPods. Y cuando lanzaron iPad sabían que sería a costa de las ventas de las MacBook.

Amazon es otro gran experto en la auto-disrupción. Después de dominar el mercado de venta de media física, como libros, dvd, música etc, incursionaron a la venta de media digital con streaming de video, y crearon Kindle para la venta libros electrónicos.

El saber montar la Tercera Ola significa estar dispuesto a salir de la zona de confort y no menospreciar la velocidad con que los cambios llegan. En el siguiente capítulo veremos cómo también significa que hay que ver más allá de los márgenes de rentabilidad.

Los inversionistas en la Tercera Ola buscan generar ambas ganancias e impacto social.

Históricamente hablando, las corporaciones y CEOs se han adherido cómodamente a la noción de Friedman:

“La responsabilidad social de las empresas, es incrementar sus ganancias”

Durante décadas los inversionistas han estado felices con esta filosofía, pero mientras nos acercamos más a la Tercera Ola, vemos una gran diferencia en la actitud de los inversionistas.

Ha habido un incremento en la inversión del impacto, una mega-tendencia que une los negocios tradicionales con la filantropía.

A través de la inversión de impacto, las corporaciones reconocen la importancia de crear un retorno financiero y social. Esto resulta en una mezcla con “lo mejor de ambos mundos“, donde las empresas combinan las utilidades con el propósito.

Esto es lo que vemos el día de hoy, grandes instituciones bancarias, firmas de valuación e inversionistas privados, todos están entrando a inversión de impacto.

A pesar de su popularidad, aún estamos en una etapa muy temprana de la inversión de impacto. En el 2013, la suma total de la riqueza global alcanzó los $150 trillones de dólares, pero solo $50 de billones se dedicaron a inversión de impacto.

Sin embargo, las proyecciones actuales sugieren que para el 2020, este monto se multiplicará para alcanzar $1 trillón de dólares.

Esto es debido a que la generación millennial está comprometida con crear un cambio social positivo tanto como empleados, consumidores y emprendedores. Esta nueva generación quiere apoyar empresas que también están comprometidas con crear un cambio positivo.

Afortunadamente esta tendencia ha sido reconocida y apoyada con legisladores y generadores de políticas. En Julio del 2013, los gobiernos del G8 crearon un grupo de trabajo enfocado a crear un mercado conformado de empresas rentables y con propósito: Sistema B ó B Corporations. Como resultado muchas estados han creado leyes para apoyar la incorporación de este tipo de empresas.

Estas empresas incluyen Patagonia, Kickstarter y Etsy, todas ellas enfocadas a resolver problemas como cambio climático, creación de empleos y apoyar las artes — en adición a crear utilidades.

Kickstarter es un gran ejemplo de una empresa de beneficio publico. Su misión es usar una plataforma global de financiamiento colectivo con el único propósito de llevar a la vida proyectos creativos.

La Tercera Ola promoverá la innovación de lugares geográficamente diversos.

Por ya un buen tiempo, centros de tecnología como Silicon Valley y meccas de creatividad como Nueva York han mantenido el status quo cuando se trata de generar grandes ideas.

Pero todo esto va cambiar cuando se trata de la Tercera Ola, que representa “el levantamiento del resto”.

El incremento de la innovación vendrá de expertos en la línea del frente a través de diversas regiones geográficas.

Para los nuevos innovadores, que se ubican lejos de locaciones inusuales, su ubicación descentralizada les dará acceso directo a las industrias que desean mejorar, y proveerá la experiencia para generar nuevas innovaciones que valgan la pena.

Después de todo, hace mucho más sentido que una empresa de alimentos opere desde el Midwest de los estados unidos, donde existe la infraestructura agrícola, o una empresa de salud que opere desde Baltimore donde se pueden encontrar los institutos medicos.

Tomemos el ejemplo del Hospital Johns Hopkins en Baltimore. Cuenta con un extenso programa de investigación y es considerado como la mejor escuela de medicina en el mundo. Hace mucho sentido que las mejores ideas para revolucionar el sistema de salud se encuentren aquí y no en Silicon Valley. Este “levantamiento del resto” creará nuevas oportunidades y desarrollo económico en nuevas regiones.

Esto es porque las startups han sido el motor de la económica norteamericana por los últimos 30 años. Las nuevas empresas con menos de un año de vida, han creado en promedio 1.5 millones de empleos por año.

A decir verdad, la Fundación Kauffman, una organización sin fines de lucro con enfoque en emprendimiento, encontró que las nuevas empresas son responsables por casi la totalidad de la creación de nuevos empleos.

Un gran ejemplo de esto es Shinola, basada en Detroit. Esta empresa emplea cientos de trabajadores que antes estaban en industria automotriz, para crear productos como relojes, bicicletas y bolsas.

Su lema es “Donde lo americano se crea”, y han generado un buen éxito exportando sus productos al resto del mundo.

Los inversionistas de capital de riesgo, comienzan a poner atención en lo que está sucediendo fuera de los lugares comunes. Pero también como veremos en el siguiente capítulo, los emprendedores de la Tercera Ola no lograrán revolucionar la economía por su propia mano…

Desarrollar buenas alianzas y obtener credibilidad será esencial para los emprendedores de la Tercera Ola.

Las empresas de la Segunda Ola, como Google y Amazon, lograron crearse en éxitos de la noche a la mañana creando productos ridículamente populares. Esto ha funcionado muy bien hasta ahora, pero no funcionará en el futuro de la Tercera Ola.

Al igual que las empresas de la Primera Ola, las empresas que deseen generar disrupción durante la Tercera, tendrán que crear fuertes alianzas con los principales actores de su industria.

De no ser así, las corporaciones actuales verán a los emprendedores como competencia y harán todo lo posible por bloquear su entrada.

Son lecciones aprendidas de la primera ola:

Cuando Apple estaba desarrollando iTunes y el iPod, necesitaban licencias música para que la gente tuviera contenido disponible como descargas. Como resultado, crearon alianzas con las disqueras que hasta ahora veían la música digital como una amenaza.

Al principio, iTunes estaba disponible solo para el ecosistema Macintosh, quien tenía solo un 2% del mercado. Esto permitió a Apple proponer a la industria de la música como un experimento de muy bajo riesgo, bajo el cual podrían experimentan con venta en línea de música digital.

Era un ganar-ganar para Apple y las disqueras.

Para encontrar los socios adecuados, muchas veces es necesario buscar en lugares poco ordinarios.

Por ejemplo, cuando AOL estaba empezando, negocio sin parar hasta lograr un acuerdo con Commodore, la empresa de computadoras. Pero no se detuvieron ahí — siguieron usando la credibilidad de Commodore para obtener un acuerdo con Tandy, después con Apple y al final la joya de la corona

(de ese entonces): IBM

Así que incluso si tu idea es espectacular, quizás nunca logrará despertar su no encuentras los aliados correctos y los incluyes como parte esencial de tu estrategia.

Trabajar de cerca con gobierno será esencial para los emprendedores del futuro.

El éxito durante la Tercera Ola, no solo significa encontrar socios y aliados que entiendan tu visión. Los emprendedores también tendrán que trabajar en colaboración con los Gobiernos en los tres distintos niveles.

Después de todo, ciertos gobiernos han sido cruciales en el desarrollo de la Innovación.

Las agencias de gobierno toman riesgos de forma sistemática al fondear y apoyar proyectos de investigación que el sector privado no puede o no quiere tocar. De hecho sin la asistencia de ciertos gobiernos federales, muchas de las tecnologías actuales no serían posibles.

Por ejemplo, la tecnología de GPS en nuestros autos y teléfonos existe gracias al Departamento de Defensa de los Estados Unidos, que creó un sistema satelital global de posicionamiento como parte de su programa contra las armas nucleares.

Pero el mejor de todos los ejemplos es el internet por si mismo, que fue creado en 1972 como parte de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa. Una agencia creada por el Presidente Eisenhower en 1958. El enorme potencial del Internet en el sector privado y su uso comercial solo fueron aparentes cuando el gobierno aprobó la Ley de Telecomunicaciones de 1996.

Por eso es importante entender el rol que juegan los gobiernos cada vez más importante conforme nos acercamos a la Tercera Ola. Para poder tener éxito, tenemos que aprender a trabajar en conjunto con los gobiernos. Especialmente cuando estamos hablando de industrias altamente reguladas como salud y alimentación.

Imagina: ¿Estarías conforme con una carretera llena de automóviles autónomos sin que estos tengan la aprobación del gobierno?

Así que para lograr asegurar el éxito a corto y largo plazo, los innovadores deben de trabajar mano a mano con el gobierno para asegurarse que están operando dentro de los límites legales de la legislación y cuentan con el apoyo de gobierno para realizar las actualizaciones y aprobaciones necesarias para llegar sus ideas al mundo real.

Ciertamente, para la mayoría de los emprendedores — sobre todo en Latinoamérica — es común que pensemos en gobierno como una terrible maraña de burocracia, protocolo y en ocasiones de corrupción. Pero si tienes una buena idea de como mejorar la inclusión financiera, resolver problemas de abasto alimenticio, salud o cualquier industria que vale la pena, es mejor pensar en gobierno como un aliado, no como un adversario.

Conclusiones

La Tercera Ola es la siguiente etapa del Internet y las tecnologías de información, y se está acercando rápido. El siguiente paso en la evolución tecnológica será marcado por negocios y emprendedores que crearán alianzas y organizaciones con un claro propósito social, y un entendimiento de las políticas y legislación, así como una fuerte colaboración con gobierno.